Ecoturismo Genuino

Comunidad de consultores, empresarios y promotores del ecoturismo.

¿Y después de la Educación ambiental? .Criterios de calidad e indicadores en educación ambiental. Perspectivas internacionales y ejemplos nacionales e internacionales

En mi búsqueda sobre información a cerca de la educación ambiental. encontré un articulo muy interesante a cerca de los indicadores de este tema, y de en que no debe convertirse la E. A.

Michela Mayer Ph. D.

Introducción

En esta presentación trataré de exponer las razones por las que es necesario pararse areflexionar sobre las modalidades de control y valoración de las estrategias y programas de Educación Ambiental (de aquí en adelante la llamaremos E.A.) a la luz de los nuevos retosque la Educación para el Desarrollo Sostenible (E.D.S.) plantea. Así pues, el reto es querer construir un cambio profundo de actitudes, valores y comportamientos respecto a las relaciones entre hombre y medio ambiente, todo ello sin modificar los valores, las actitudes y los comportamientos respecto a lo que se debe entender por calidad en la educación y encómo se puede valorarla.

Trataré también de proporcionar ejemplos de cómo una visión compartida de la ‘Calidad dela E.A. orientada al desarrollo sostenible’ permite sostener las iniciativas actuales, crear otrasnuevas, e impulsar esa ‘mejora continua’ de la calidad que debe ser el objetivo último decualquier sistema de valoración.

 

Retos que la Educación para el Desarrollo Sostenible plantea en la Educación Ambiental.

No es mi intención entrar en el debate de si la E.D.S. constituye o no un paso adelante respecto a la E.A., porque todo depende de lo que se entienda por una y otra y por las prácticas que las caracterizan. En los distintos documentos de las Naciones Unidas,principalmente de la UNESCO y la UNEP, que se han venido sucediendo desde 1987 hasta hoy, han sido varios los significados y los valores atribuidos alternativamente a una y otra denominación.

Es importante no olvidar la evolución que la ha acompañado y ser siempre conscientes de que "El concepto de sostenibilidad, como uno de los referentes necesarios de la Educación Ambiental en los próximos años, debe ser permanentemente y críticamente revisado con un doble fin: evitar su uso para enmascarar enfoques desarrollistas e insolidarios e impedir sus aplicación indiscriminada en cualquier iniciativa que asocie educación y medio ambiente."

Lo que se desprende de este debate es la absoluta ineficacia –y no sólo la falta de actualidad– de las posturas extremas. Una educación ambiental reducida a una educación puramente naturalística y centrada en aspectos ecológicos es tan ineficaz como una educación para la sostenibilidad centrada en aspectos puramente económicos y tecnológicos. Así pues, existe la necesidad de un nuevo paradigma que integre los aspectos útiles einteresantes de ambas modalidades de enfoque, en el seno de una nueva visión que ponga en el centro a los aspectos sociales y culturales que caracterizan y dirigen la relaciónhombre-medio ambiente. Sobre las características de este nuevo paradigma, son múltiples los puntos de acuerdo, ya sea de parte de quien sostiene la mayor amplitud de la visión de la E.D.S. como de parte dequien teme una posible deriva ‘economicista’ o ‘desarrollista’. De hecho, la E.A. orientada ala sostenibilidad está concebida como una 'educación para el futuro', una 'educación para elcambio’ (Caride y Meira, 2001) en una visión de la sociedad, y de la educación, que ve en elcambio consciente (Sterling, 1999), en la construcción de utopías realistas (Giddens, 1994),y no en el crecimiento o en el desarrollo de los mercados, la clave para su evolución.

En esta visión, el papel de toda la educación, y por tanto no sólo de la educación ambiental, es hacer conscientes a los individuos y a las comunidades tanto de los cambios que nos rodean, y a cuya construcción inconscientemente solemos contribuir, como de la complejidad y la incertidumbre intrínseca de estos cambios, para poderlos ‘pilotar’ siguiendo un rumbo, sin dejarnos meramente transportar (Mayer, 2002). Como dice Morin (1999), es preciso aprender a "guiar a la naturaleza, dejándonos guiar".Así las cosas, la E.A. pretende ser ‘agente de una transformación social’ necesaria para la supervivencia del planeta, y debe aceptar la necesidad de ‘transformarse a sí misma’ encuanto que está impregnada de esa cultura que está tratando de modificar. La crisis ambiental, recuerda Leff (2000) "es la primera crisis del mundo real producida por el no conocimiento del conocimiento", por lo que requiere pararse primero a reflexionar sobre símismo para tratar después de abrir nuevas vías "al saber en la dirección de la reconstruccióny reapropiación del mundo".

El documento de la UNESCO para la Década de la Educación para el Desarrollo Sostenible,sobre todo en la primera versión borrador de 2004, retoma una visión de la educación que:

  • Subraya la importancia de las culturas, como dimensión que regula las visiones demedio ambiente, economía y sociedad que están en la base de un desarrollo sostenible;
  • define la educación para el desarrollo sostenible como fundada en valores y solicita,también a las instituciones y a las empresas y no sólo a los individuos, actitudes responsables, justas y solidarias;
  • recuerda que la educación no es sólo la formal, la que se recibe en la escuela y la universidad, sino también, y de forma especial, la no formal, la que se produce en lafamilia y en los puestos de trabajo, y la informal, en la que los medios de comunicación y los estilos de vida tienen una influencia predominante; 
  • exige que la educación sea relevante localmente, atenta a los lenguajes y a las tradiciones locales, pero consciente de la dimensión planetaria de los problemas;
  • desea una educación para el pensamiento crítico, innovadora en los contenidos y en las metodologías interdisciplinarias y participativas.

Estos mismos conceptos han sido retomados por la ‘Estrategia UNECE para la Educación parael Desarrollo Sostenible’, firmada por todas las naciones europeas en Vilnius en marzo de 2005, que recalca cómo“el desarrollo de una sociedad sostenible debería ser visto como un continuo proceso deaprendizaje, que explorase argumentos y decisiones difíciles, donde las respuestas y las soluciones apropiadas podrían cambiar conforme aumentase la experiencia” y en el que la educación es un pre-requisito para que el cambio se produzca a través de procesos decisionales conscientes y democráticos.

Continuando con esta línea la siguiente semana tendremos: ¿Qué conceptos de calidad y qué propuestas de evaluación son coherentes con esta visión de la E.A.?

Vistas: 103

Etiquetas: Educación, ambiental, ambiente, calidad, cultura, desarrollo, indicadores, mundo, planeta, sociedad, Más...sostenible, tierra

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Ecoturismo Genuino para agregar comentarios!

Únete a Ecoturismo Genuino

Insignia

Cargando…

© 2014   Creada por Allan R. Rhodes Espinoza.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio