Ecoturismo Genuino

Comunidad de consultores, empresarios y promotores del ecoturismo.

La Gastronomía como generador de desarrollo turístico

La explotación gastronómica regional como generador del desarrollo en zonas Rurales del País.


Por: Ivan Hernández Trejo


Foto: Barbacoa de borrego en pozo (Ivan Hernández Trejo)

La cocina una tradición milenaria que se remonta a los inicios del hombre, surge de la necesidad de alimento y desemboca en una infinita variedad de formas en la cocina, México se a caracterizado por ser un país poseedor de de una gran riqueza de recursos naturales por lo que podemos deducir que de ahí proviene nuestra milenaria tradición gastronómica en donde podemos encontrar algunos platillos que van desde el elaborado y complicado mole con sus diversas variantes, las salsas que acompañan a los tradicionales tacos, y otros tan ancestrales como son los nopalitos en salsa verde con orégano, frijoles molidos en el metate, quelites en chile verde con ajo puestos en molcajete, hasta platillos tan exóticos como los escamoles (huevos de la hormiga de maguey pulquero).


¿Como puede la gastronomía ser un agente de desarrollo?

Una de las grandes preguntas de los turistas al visitar un sitio es ¿qué comer?, ¿dónde comer?, podemos decir que se conocen casos exitosos en donde el atractivo principal son los alimentos como es el caso de la Ruta del Vino en Francia, la ruta del tequila en Jalisco, la ruta del queso en España o bien la Ruta del Pulque en Hidalgo. Aquí es donde radica su importancia, ya que los alimentos son un elemento de la vida diaria de cada sitio y convirtiéndolos así en productos representativos debido al valor histórico, cultural o singularidad que posea según sea el caso.

La gastronomía como elemento de valor agregado tiene también la función de romper con la estacionalidad del turismo debido a su característica natural de consumo diario, además de que aporta elementos que permiten darle un uso productivo agregado al sector agropecuario Rural con lo cual se hace factible la recuperación y generación de empleos, así como la preservación de una usanza gastronómica única de cada región o localidad.

El caso de algunas comunidades del estado de hidalgo como Santiago de Anaya que ha creado fama por su feria gastronómica rica en platillos a base de insectos, cactus y animales como serpientes y otros.

Lo que para algunos puede parecer repulsivo, desagradable y extravagante al gusto para otros es un manjar exquisito. Cuando hablamos de comer chapulines, chicharras, serpientes, gusanos de maguey(chinicuiles), es hablar de una cultura milenaria tan exuberante que nos lleva a través de una gran gama de formas, colores, olores y sabores.

En ciertos casos como lo es el del pulque (bebida del maguey o agave) y los escamoles (huevo de hormiga de maguey pulquero) en la antigüedad solo podía ser consumido por la realeza azteca,sacerdotes y personajes de alto rango, por ello el dicho de que “el pulque es

la bebida de los reyes”. Al paso del tiempo se le han atribuido un sin número de propiedades y particularidades al algunos ingredientes, beneficios que van desde los efectos afrodisíacos hasta propiedades medicinales o milagrosas.


¡Gúacala que rico!

Foto: Xohues (Thomas Haug)

Exótico, raro, original, extravagante son sinónimos que nos ayudaran a definir estos platillos de nuestra gran cocina mexicana, en nuestro hermoso estado de Hidalgo en la región indígena Hñañhú (Otomí) del Valle del Mezquital, nos encontramos un ejemplo vivo de este arte culinario, debido a las condiciones geográficas de esta zona semiárida, los primeros pobladores debían sacar provecho de los recursos a su alcance y descubrieron una riqueza impresionante de alimentos que en la vida pensaríamos se pueden comer, serpiente, zorrillo, lagartijas, arboles, cactus, una amplia gama de colores olores y sabores, pero nuestro

tour en esta aventura culinaria comienza con los insectos, mas de 87 especies conocidas de escarabajos comestibles existen en todo el país por mencionar a algunos los famosos “escamoles” que son larvas de una hormiga que habita en la base de los magueyes, en definitiva un gran espectáculo observar al recolector sacarlos de su nido, es una batalla épica
que se desarrolla entre el invasor y el ejército de hormigas que cubren su cuerpo mordiéndolo una y otra vez, en contra ofensiva el recolector toma pulque en abundancia ya que la creencia es que repele a las hormigas y aminora el dolor de los piquetes, el resultado es siempre el mismo ya que por ello disfrutamos en la mesa la deliciosa salsa de escamoles que es un verdadero manjar, y qué decir del “chinicuil o tecol”que son unas orugas de color rojizo son una plaga que ataca a los magueyes de los cuales también existe una variedad grande de platillos, en la fotografía de este articulo podemos observar una variedad de chinche que habita en los mezquites llamada “xo´we o xohue” los cuales se asan en el comal para después molerse en molcajete acompañados con cacahuate, chile morita y pulque si observan la foto dirán ¡guácala! pero cuando los prueben seguro dirán ¡que rico!


De lo excéntrico a los excesos

En nuestra época debo que mencionar que no toda tradición culinaria es inofensiva debido a que en numerosas ocasiones la excentricidad rebasa los límites del respeto por nuestro medio ambiente, es elcaso del tráfico y consumo clandestino de la carne y huevos de tortuga o bien el consumo de algunas especies animales que se encuentran en peligro de extinción en pro de obtener beneficios que en algunos casos son ficticios carentes de fundamento científico y que atentan contra el equilibrio y preservación de las especies en nuestro país.


El arte culinario de exóticos manjares no es solo para “gurmets” con gustos muy sofisticados, pues está al alcance de nuestras manos ya que desde épocas inmemorables nuestros antepasados han dejado a su paso como una de las herencias más grandes la gran tradición de la cocina mexicana en todas susformas. Solo recordemos poner bien atentos los ojos, afinar muy bien el olfato y de poner en movimiento el sentido del gusto para disfrutar de la gran aventura de nuestra cocina del valle del mezquital, sin olvidar que debemos ser respetuosos por aquellas especies animales y vegetales que se encuentran en peligro.


Así es que amigos la próxima vez que visiten algún lugar no se olviden de probar sus platillos tradicionales, estoy seguro de que quedaran asombrados con los descubrimientos que hagan que les dejara un buen sabor de boca, ¡muy buen provecho!

Vistas: 1703

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Ecoturismo Genuino para agregar comentarios!

Únete a Ecoturismo Genuino

Comentario de Jeanett Acosta A. el noviembre 9, 2010 a las 10:52pm
Hola, Iván! gracias por compartir este articulo, sin duda que el momento de la comida es especial, toda una experiencia paralela cuando visitamos sitios naturales.

Insignia

Cargando…

© 2014   Creada por Allan R. Rhodes Espinoza.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio